miércoles, 16 de febrero de 2011

la fille sur le pont



Lo que comienza en un puente de París está hecho para unir, para enredarnos dentro y  hacernos comprender que siempre hay alguien que nos mira y nos ve tal como somos. Las imágenes de esta película de Patrice Leconte me hacen creer en el amor en blanco y negro, ese en el que las heridas nos demuestran vivos, latiendo debajo de nuestra piel de invierno. Amar es no tener miedo, es romper a llorar, es correr ,pero también es encontrar a alguien que nos complete y eso ocurre pocas veces, pero cuando ocurre es algo que jamás se olvida.

Un consejo: escuchad la canción de Marianne Faithfull con los ojos cerrados, uno vuelve distinto después de una voz así...

4 comentarios:

itziar dijo...

hola, Anna:
me encantan tu proyecto, tus entradas y tus palabras.
yo sí que vuelvo distinta cada vez que paso por aquí.
gracias por compartir todo esto con nosotros.
una amante de París

Charlotte dijo...

mmm... me encanta!!!

The Breakfast Lover dijo...

Paris, Paris...

Diana Gutiérrez Toledano dijo...

soy fan de esta película desde que una noche la descubrí por casualidad en la 2... no moví los ojos de la pantalla hasta que terminó. ahora la tengo conmigo y cuando empiezo a sentirme triste, acudo al encuentro del lanzador de cuchillos.

Publicar un comentario en la entrada