miércoles, 19 de octubre de 2011

Rue Réaumur 15


postcard OK

ilustración y texto a cargo de la niña de la botella
vida creada para Mae Li

Los fines de semana transcurren muy deprisa en la buhardilla de la Rue Réaumur 15. 72 horas no son nada cuando estás enamorado. Cécile espera a su amado Antoine observando como nieva a través de la ventana. Es 16 de diciembre y como cada semana Antoine aterriza en Charles de Gaulle para disfrutar de Cécile.Antoine es un tipo raro, un ejecutivo viajero que a pesar de no despegarse de su ipad y aparatos de última tecnología, fuma en pipa y viste al más clásico estilo francés. En sus ratos libres presume de ser domador de aves, su especialidad, los periquitos azules de ala ancha, vamos un tipo raro...
Cécile, periodista de una revista de moda en Montmartre,no es del todo feliz con él. La nostalgia se refleja en su mirada...no le gustan las relaciones a distancia. Él, aunque la adora, es infiel por naturaleza, es un galán francés al que no le gustan las obligaciones. Presume de ser libre al igual que sus aves.


Hoy ha amanecido gris, la nieve es espesa y el timbre en la buhardilla suena. No es Antoine, es Joséphine la portera del edificio haciendo entrega de los periquitos de Antoine. Cécile es alérgica a las plumas y es Joséphine, portera y tía de Antoine, la que se encarga de cuidar de los periquitos azules cada semana. Sophie, la hija de Joséphine y prima de Antoine, es veterinaria y vive en el ático de enfrente. Ella es la encargada de dar vitaminas a los pájaros cuando empiezan a caérseles las plumas.


La buhardilla es tranquila de lunes a jueves pero los fines de semana cobra vida. Los periquitos parlotean entre ellos sin cesar, Cécile invita a sus amigas a merendar macarons de chocolate fondant y frambuesa y a Antoine le gusta invitar a sus amigos músicos a la buhardilla.


Hoy Cécile se ha despertado optimista, el domingo le dará la noticia.

3 comentarios:

Sondra (Laura) dijo...

De aire tranquilo, inspira sosiego...
Es algo cortito, pero dando tiempo a inspirarte una cierta desconfianza en Antoine, pena y ganas de conocer a Cecile, saber más sobre Josephine, Sophie, los periquitos...

Enhorabuena :)

Anónimo dijo...

Gracias!

Mae Li dijo...

Mi vida en Paris cuando todo lo que me ataba a ella se ha esfumado como le niebla, gracias por recordarmela.Genial. Un beso y gracias

Publicar un comentario