sábado, 30 de julio de 2011

place du Tertre

  
AMANDA

 

MINERVA

 

ZAPATOS DE PIEL


ilustración y texto a cargo de p.strange
vida creada para Sra. Farnsworth


(El principio del fin)

Corría el año 1924; Los primeros Juegos Olímpicos se celebrarían en el mes de Mayo. Hacía frío, ese tipo de frío que se soporta bien, (con un buen abrigo y unos guantes de piel).
Minerva Farnsworth (el nombre seleccionado para su segunda vida parisina) se encuentra en su cafetería habitual del barrio de Montparnasse, completamente concentrada en su tercer capuccinno y sus labores de ganchillo.
Tras una tomentosa relación con el arquitecto redactor de la que habría sido su futura vivienda, se escapa a París, imaginándose ser Audrey Hepburn en Sabrina. Había conseguido el dinero suficiente alquilando sus propiedades inmobiliarias en Madrid para mudarse a un precioso ático con cubierta amansardada en “La Place du Tertre” del barrio de Montmartre.
Minerva pasaba los días entre varios capuccinnos, vueltas de ganchillo y su nueva afición, la lectura de “Sept Manifestes Dada”, (consiguió una copia en un “épater le bourgeois” clandestino). Aquel Tristan Tzara la tenía completamente absorta. Lo que más le gustaba era crear poemas dadaístas recortando palabras de “Le Figaro”:

“Le poumon de la gâchette;
secoue le coin. Poudre
la mort
sous le lit, briques
Reste, les nuages ​​et un peu de sang.”

Además, entre varios capuccinnos, vueltas de ganchillo y poemas dadaístas, planificaba la venganza de su antiguo amante y arquitecto redactor Emmanuel Frost, (su gélido apellido siempre le había producido escalofríos). Unos segundos antes de apurar el último sorbo de café y marcharse a comprar flores, apuntaba en su cuaderno con ribetes dorados una diferente forma de asesinar; Cuándo alcanzara la número 100, ejecutaría una de ellas escogida al azar.

(Quoi qu'il en soit, recommencez)

23 de Junio de 1954:

“Extraña aparición de huesos humanos durante la restauración de un antiguo edificio madrileño, (…). Junto a los restos emparedados en uno de los tabiques se halla una caja de latón en la que se encuentra un pedazo de papel con el número 68, y un antiguo recorte de una especie de periódico escolar dónde se observa a una muchacha pelirroja de unos 28 años, bajo la fotografía, se puede leer la siguiente leyenda; “Emmanuel Frost entregando a Amanda Delgado, estudiante de arquitectura, el primer premio de “Arquitectos del futuro” valorado en 150.000 pesetas”
Todavía recuerda lo fácil que fue volver a enamorar al maldito Frost y cumplir la muerte número 68; Las cosas se complicaron cuando el Arquitecto pidió perdón por todos sus actos pasados… Aún así, Amanda Delgado había desaparecido hace mucho tiempo.
Casi 30 años después, bajo la magnífica luz del rosetón norte de la Catedral de Notre Dame, Minerva Farnsworth mira con orgullo aquellos preciosos zapatos de piel marrón que todavía sigue usando y esboza una pérfida sonrisa de satisfacción mientras relee el artículo por última vez.
La venganza es un plato que se sirve frío; Y se come despacio.

9 comentarios:

Mireia Sala dijo...

Me encanta! Texto e ilustración :)

Duna Loves dijo...

peligrosa esta chica, pero cuánto glamour y encanto, de verdad, me encanta este proyecto, unas preciosas ilustraciones y unos textos perfectos :)

Engra dijo...

Preciosas las ilustraciones!

Sra. Farnsworth dijo...

Muchas gracias p.strange!, nos ha encnatado la vida que has creado para nuestra querida Sra.!!!!!

sindrome coleccionista dijo...

Pedro además de dibujar bien, escribe bonito ^^

Nader dijo...

Magníficos texto e imágenes! Uno de mis proyectos favoritos de Postcards, y con ese estilo tan inconfundible de P.Strange. Me ha encantado.

El delineante de cumulonimbos enterrados dijo...

Ese mismo año también nació Marlon Brando, y además de las Olimpiadas, también fueron los primeros Juegos Olímpicos de Invierno. Pero sin duda, lo mejor de esos 365 días fue poder ver a Minerva leyendo a Tzara con un capuccino en la mano, bebiéndolo lentamente, como si de una venganza se tratase.
(Magníficas ilustraciones, como siempre, o incluso más)
Saludos subterráneos :)

Gemma Doe dijo...

uuuuoooo, si Perry Mason estuviera aquí le encantaría esta historia! Una de las mejores! ♥

p.strange dijo...

-Sra Farnsworth; Me alegro muchísimo de que la postal os haya gustado. He disfrutado mucho creando ésta vida "paralela" para la Sra.

-¡Muchas gracias Mireia!

-Duna loves, me encanta que pienses eso de Minerva, la he creado para ser tan elegante cómo mortal.

-¡¡Gracias Engra!!

-Síndrome coleccionista; Me encanta muchísimo escribir, pero me cuesta horrores conseguir un resultado que me guste tanto como para compartirlo. Dibujar me sale de forma más "orgánica".

-Nader, me parece increíble que digas que es de tus proyectos favoritos, viniendo de tí es todo un halago. Creo que ningún día conseguiré un resultado tan nítido y profesional como tus ilustraciones. Muchas gracias.

-Delineante de cumulonimbos enterrados; Creo que los poemas de Tzara acrecentaron sus delirios de venganza. Más bien estoy seguro. (Gracias por le inspiración, Minerva tiene mucho de Jesús)

-Gemma: Perry Mason es demasiado grande para mí, pero me encantaría que eso fuera posible, jaja!

Publicar un comentario en la entrada