miércoles, 10 de agosto de 2011

159 rue de Grenelle



anabustelo
 (clic en la imagen para ampliar)

ilustración a cargo de Ana Bustelo
texto a cargo de Dara Scully
vida creada para Alejandra Recchia

Se le atasca el zumo en la garganta y tose una sonrisa breve que termina por rellenar toda su boca. Yo la miro y sonrío también, contagiado de su gana, de la luz que se come las flores de las paredes a bocados mientras el cielo se despeja.
-Ha dejado de llover - dice.
Tiene un cuadro a medias sobre el caballete. Grenelle extiende su cuerpo lánguido por la tela, perezosa como nosotros dos en esta mañana de verano. Sin embargo, ella, con la sonrisa todavía en la cara, parece despertar mientras acerca sus caderas hasta la cama.
-¿A qué huele París tras la tormenta? - le pregunto.
Alejandra se encoje de hombros y piensa en el pueblo pequeño de donde proviene, en la fruta madura que, a veces, preña los árboles del jardín de atrás. Supone que es un olor distinto, pero no acierta a distinguir qué lo hace diferente. Las pinturas siguen allí, y ella vestida de domingo, con la falda por encima de la rodilla y sus sandalias bajas. Entonces me mira, clava sus ojos grandes en mi sombrero de paja, y encuentra las palabras que le faltan.
-Al café de La Folle Avoine - concluye.
Lo dice con la boca pequeña mientras se le sube el color a las mejillas. Como la primera vez, o casi, que ese mismo café estuvo entre nosotros. Cuando aún no nos conocíamos y nuestras vidas eran más grises en aquella ciudad grande y extraña para ambos. Ese café que a ella le amargaba y que, sin embargo le olía a su casa y a todo lo que conocía, y que la atrajo a mí una tarde de diciembre en la que París amenazaba con llover sobre los sueños que aún nos quedaban en la cabeza.

7 comentarios:

Diana Toledano dijo...

Bravo! Me ha gustado mucho ese final, Dara.
Y la ilustración le pega mucho... sabe a tormenta.

uve dijo...

Preciosos texto e ilustración. Y de paso, también la cabecera, que cero que es nueva, no?
Un saludo,

Crisis. dijo...

:) es genial!
besos ácidos

m; dijo...

Increíble Dara, como siempre, y la ilustración ha conseguido plasmar perfectamente lo que transmite el texto, un saludo! :)

Anónimo dijo...

¿Qué puedo decir?
¡Perfecto!
:)

Anónimo dijo...

que es coja? porque yo creo que tenemos 2 rodillas, es decir: '' con la falda por encima de las rodillas''

sindrome coleccionista dijo...

Que bonito:) una historia romantica, como Paris se merece. La ilustracion preciosa, muy original.
Saludos !

Publicar un comentario en la entrada