miércoles, 14 de diciembre de 2011

Montmartre es nuestro

postcard

ilustración a cargo de Vero Navarro
texto a cargo de Noelia Aparicio
vida creada para Esther

 
Tu pelo huele a flores, le susurro a la oreja, tan bajito que el viento se lleva la frase con él. Martín  sonríe,  y me besa. Despacio, como sólo él sabe hacerlo, jugando con mis labios y con mi lengua, con la tranquilidad que da saber que ese beso va a durar eternamente.
Su pelo huele a flores y es invierno en Montmatre. Noviembre en París. El frío  y la lluvia se cala en los huesos, y hasta en el alma, si no te andas con cuidado. La abuela siempre me lo decía, hay que estar alerta, no dejar que te llegue al corazón. Pero a mí sólo me llega su aliento. Y su pelo despeinado, su barba de tres días, su cuerpo largo y desgarbado, cubierto por un abrigo gris de paño que me hace soñar con películas de Godard, con cigarrillos interminables en la comisura de unos labios carnosos que no son los suyos, sino los míos.
Tu pelo huele a flores, repite para sí mismo, a la vez que me rodea con ese brazo que tantas veces me ha servido de refugio. De hogar. Y se ríe, con esa risa sana y sencilla que sólo los inocentes pueden exhibir.
Su pelo huele a flores, y el mío se enreda en un viento irreverente, confundiéndose con las hojas que juegan a perderse por la ciudad que nunca parece dormir, aunque tampoco despertar. Me coge de la mano y paseamos.
-         Quiéreme.
-         Ya te quiero.
-         ¡¡Más!!
-         Siempre más.
Tu pelo huele a flores, insisto, sabiendo cuál será mi recompensa. Me mira a los ojos y yo siento que se me doblan las piernas, que mi peso se multiplica y que, pese a todo, puedo volar. Martín me da la mano derecha, mientras con la izquierda juguetea con mi melena, larguísima y morena, como a ti te gusta, limpísima, y libre. Y es entonces cuando me doy cuenta. El bebé se llamará Manuel.
Su pelo huele a flores. Y el de Manuel a tierra mojada. El tuyo olía a vida.

6 comentarios:

p.strange dijo...

"Su pelo huele a flores. Y el de Manuel a tierra mojada. El tuyo olía a vida".

Preciosa frase;
Preciosa vida;

Y más que bonita ilustración.

tiemposcreativos dijo...

:_) Preciosa ilustración para un texto precioso que nos ha emocionado. Fantático chicas. Un abrazo!!!!

Anónimo dijo...

Me gusta leerte, ya sé que te asalta la poesía en cualquier esquina y le das bolsa y vida.
(Y ahora, para que veas mi escasa visión de la jugada, confieso que la frase final me ha descolocado: El pelo de Martín huele a flores. El del bebé futuro, a tierra mojada. Pero.. ¿de quién es el pelo que huele a vida?)
María K.

noemozica dijo...

Preciosa vida, P. Strange... ¡¡Así es!! ¡¡No lo olvidemos!! ^_^

¡¡Muchas gracias, Tiempos Creativos!! Sois un encanto...

Pues la verdad es que ese pelo que huele a vida es de nadie y de cualquiera... De un padre que ya no está, de un novio que fue, de un hermano a quien se echa de menos, de otro bebé anterior... De quien tú quieras, María K. De ese mismo.

seelvana dijo...

bellísima
tan cálida!

Anónimo dijo...

Después de leer esto, ¿a quién no le gustaría ser la pareja protagonista?

Precioso.

Publicar un comentario en la entrada